24-04-2017 / Uncategorized

Liébana celebra el Año Jubilar Lebaniego desde 1512, por conservar el trozo más grande de la cuz de Cristo, el Lignum Crucis, un privilegio compartido con Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela. Más de 500 años de peregrinación a Santo Toribio de Liébana.

Hay narraciones a cerca de trozos de la cruz desde finales del siglo lV, cuando se comenzó la repartición de los fragmentos. Las de las iglesias eran conservadas en cajas llamadas “estaurotecas”, con forma de cruz y tenían en el centro un vano para colocar la reliquia. Sobre el vano, se solía poner una piedra preciosa, que impedía el contacto visual con el trozo de madera. Las más famosas son: la de Limbourg, siglo X, la de la catedral de Cosenza y de la catedral de Nápoles, siglo Xll. También tiene renombre, la de la catedral de Génova.

La reliquia más grande conservada se encuentra en el monasterio de Santo Toribio de Liébana, Cantabria. La tradición la relaciona con el origen del monasterio, pero lo más verosímil, es que fuese traída al mismo tiempo que los restos de Santo Toribio de Astorga, alrededor del siglo Vlll. Según el padre Sandoval, cronista de la orden benedictina, esta reliquia corresponde al brazo izquierdo de la Santa Cruz, que Santa Elena (madre del emperador Constantino) en el siglo lV dejó en Jerusalén, cuando descubrió las cruces de Cristo y los ladrones. La madera se encuentra pues, dentro de un relicario en forma de cruz de plata dorada, con cabos flordelisados, de tradición gótica, realizada en un taller vallisoletano en 1679. Las medidas del leño santo son de: 635mm el palo vertical y 393mm el travesaño con un grosor de 40mm, siendo así, la reliquia más grande conservada de la cruz de Cristo, por delante incluso de la que se custodia en San Pedro del Vaticano.

Un análisis científico, determinó que la especie botánica de la madera es Cupressus sempervirens (ciprés) tratándose de una madera extraordinariamente vieja. El mismo estudio especifica que Palestina se sitúa dentro del área geográfica del Cupressus Sempervirens.

YouTube.com/watch?v=Zv0uCom8mOY

FacebookTwitter